Historia

En el  año 1945 en la esquina de Rivadavia y Alsina de la ciudad de Junín nacía IAC Milani. En ese entonces la casa sólo contaba con una sala de espera y el área de trabajo. El equipo estaba conformado por Héctor A. Milani y su mujer, Flavia Villani. Ambos bioquímicos egresados de la Universidad de La Plata, harían historia.

Si bien en un principio las tareas se realizaba de modo artesanal, poco a poco se fue incorporando a la empresa familiar nuevo personal y equipamiento. El objetivo era brindar un servicio profesional y de calidad, a la vez que se trabajaba a favor del desarrollo científico local.

Aparición de la Fiebre Hemorrágica

Con la aparición de la Fiebre Hemorrágica Argentina en la zona (mal de los rastrojos),  el laboratorio comenzó a jugar un papel importante y de reconocimiento en la comunidad. Los trabajos realizados allí permitieron obtener un diagnóstico precoz de la enfermedad. Esto derivó en la posibilidad de contar con un tratamiento específico. Fue un éxito que le brindó gran reconocimiento al laboratorio y su equipo.

En los años siguientes nuevos miembros de la familia se sumaron a la empresa. Éstos colaboraron con el crecimiento continuo: Héctor Luis hijo, Paula Priore y Carlos Eduardo.

Las nuevas tecnologías también marcaron un gran hito en la historia IAC Milani. Es por eso que desde los años ´80 se comenzó con la digitalización de los procesos de trabajo. Las diferentes etapas de innovación derivaron en el actual sistema online de análisis clínicos, que lo llevó a ser el primer laboratorio del país en incorporar técnicas novedosas al trabajo diario.

En los últimos años su sumaron al equipo Pedro Luis y Andrés Milani, continuando con la tradición familiar. Con más de 70 años de experiencia, con capacidad, estudio, vocación e invocación, I.A.C. se fue transformando a través de tres generaciones en una de las empresas líderes en análisis clínicos. Y va por más.